October 12, 2012

Viejos Estilismos

Como prometí en le post pasado (del que tampoco hace tanto tiempo) pondría un par de imágenes con ropa de esa vieja y reciclada que no me pongo desde hace tanto tiempo que ha quedado abandonada en el fondo del cajón. Casi ni me acordaba de ella y ahora (cuando ya es demasiado tarde) me doy cuenta de lo bien que me quedaba. Aunque en las imagenes se ve bien en realidad parezco un poco embutido con la mayor parte de los shorts y con las faldas que me quedan se me ve todo. Aunque eso acabará pronto, ya que intento seguir un régimen eliminando todo lo innecesario de mi dieta. Tampoco soy amiga de llevar 'bragas tejanas' en verano ni ir por la calle enseñando el ombligo, así que a no ser que se me ocurra una idea mejor todo eso será donado cáritas.
Aunque hay mas fotos aquí os dejo las que mejor me quedaron, que son 4... Cada una tiene su explicación de donde salió esa ropa y donde irá a parar. Siento que no se me vea la cara (aunque estaba recién levantada), el brazo no me llega para tanto. Quien fuese Mister Fantástico...

Estos pantalones eran unos de mis shorts favoritos de talle alto, aunque sean un poco infantiles. Por detrás además tienen retales de un caracol y nose que más. Parece mentira, pero los compré el año pasado en Oysho (tuve mucha suerte de encontrarlos de rebajas) aunque no los aproveché muy bien. La camiseta en cambio si que ha rodado más. Era de una vieja colección de Bershka, que compró la hija de una amiga de mi abuela que está en los huesos. Esta se lo dió a su madre para que lo tirase cuando se quedó embarazada (junto con muchas otras cosas). Pero como su madre no pasaba por la iglesia se los dió a su amiga Ana (mi abuela) que por nosequé juramento a Diós va sabado y domingo.
Entonces mi abuela (que es de las que creen que no hay que tirar nada que en un futuro lejano puedas usar) se lo regaló a mi madre que al mismo tiempo me lo dió a mí, porque hay cosas que por muy elasticas que sean no te vienen. Por esos tiempos yo acababa de hacer una bajada de peso exagerada, de casi 8 quilos en 3 meses, que para alguien de metro cuarenta es mucho y el top me cabía. Ahora ya no.
Pero probablemente no los donaré, sinó que tenía pensado regalarselos a mi amiga Andrea, de Los Diseños de Andrea, a la que en dos días operan de la vista, para desearle toda la suerte del mundo.
Este segundo look es uno de mis preferidos. Comenzemos por el pantalón: lo compré el año pasado en Bershka por mas de 15€, si se mira con detalle se ven las ojas de palmera estampadas (¿o tal vez de marihuana?) que tiene... Estaba escondido en el cajós desde que volví de menorca este verano no, el anterior... Pobrecillo. Pero otra de mis amigas, Andrea López, modelo del 5º número de mi revista (no confundir con Andrea Medina, de la que hablé en la foto anterior) si que se acordaba de él. Y hace poco me preguntó si aún lo tenía, que que talla era... Al decirle que no me venía ya se desanimó, porque tiene bastante mas cadera que yo. Pero por si acaso en casa me lo probé... 'WTF? ¡Yo no se lo doy!' Y  rebusqué hasta dar con una blusa a juego. Como no tenía demasiada cosa así elegante para contrastar, cogí una que nunca había usado. Me la regaló mi bisabuela del Prat hace años, de Bershka, aunque ella lo compra todo en tiendas de segunda mano. Y es realmente horripilante, de manga tres cuartos, de botones, con volantes, encajes y chorreras. Lo típico que le puede gustar a una bisabuela de ciudad.
Este es uno de los styles mas nuevos: la camiseta me la regalaron las navidades pasadas mis padres, de portaventura. Yo en verano ta creí que no me vendría, pero me llevé una sorpresa al provarmela...
Y de la falda si que hace mas tiempo... Estaba rebajada a 5€ en Bershka. No pensaba ponermela demasiado (odio las faldas cortas) pero me enamoraron sus volantes y su talle alto Pin Up para una presentación sobre la base del pop setentero de clase de canto coral para la que quería ir caracterizada. Parecía una piruleta con brazos, entonces.
Y este en cambio el más viejo: la camiseta era de mi madre. La compró cuando yo era pequeña y aún veíamos juntas las Supernenas. Yo tenía una de Burbuja, la pequeña e inocente Supernena rubia, que se me quedó pequeña y le dimos a mi prima. La suya era de cactus, porque ambas tenían el mismo mal genio. Y esta pasó a ser mía. Desde entonces no me la he vuelto a poner.
El pantalón lo compré para el último dia del curso pasado, para llevarlo a la playa sobre un bañador de rayas y desde entonces (aunque a todos les encantó) no me lo volví a poner.

Y el tema de hoy: por una vez en mucho tiempo no es una canción pop-rock comercial de grandes grupos, sinó un pequeño concierto callejero acustico del grupo francés Zaz. El video-clip oficial no me convenció,tenía demasiada batería para mi gusto. Prefiero este mas espontánio y que además tiene subtitulos para quien no entienda el francés. Conocí a Zaz por mi profesora de francés,que nos pone una canción al final de cada clase. Hartos ya de Carla Bruni, los alumnos de ultimo año le pidieron que pusiese una canción que había sonado en 'La Voz', de telecinco. Y le gustó tanto la idea que lo aplicó para todos los cursos. Me enamoré del tema, simplemente. Transmite mucho. Ahora me toca a mí aprenderlo.

No comments:

Post a Comment

Followers